jueves, 30 de diciembre de 2010

365

Ya estamos a finales de año y como llevo haciendo unos años me toca hacer balance, aunque a la gente le parezca una chorrada, me gusta recordar, y aunque, como dicen por ahí, la memoria es traicionera pero siempre habrá recuerdos que por mucho que queramos siempre seguirán dentro de nosotros.
El año 2010 fue el año que nos conmovió a todos con el terremoto en Haiti, el que nos hizo apretarnos el cinturón con la crisis, el año en que nos hicimos campeones del mundial de fútbol, el año de las huelgas generales, el año de los 33 mineros atrapados... un año lleno de sucesos, que en realidad no tienen tanta importancia si hablamos de personas.
Este año he visto personas que hacía tiempo que no veía, hemos recordado y reído por los viejos tiempos, sintiendo aún ese pequeño lazo invisible de amistad que nos unía. Personas que no las echo de menos día día pero si que las echo en falta en ciertos momentos.
Este año he conocido personas que han dejado un recuerdo imborrable, personas que no hacen nada en especial para que les tenga tanta estima, pero que sin ellas la vida sería algo distinta.
Personas que han aparecido de repente y que me han marcado y, también personas que me han marcado y de repente se han ido, sin avisar, sin decir nada.
Personas a las que he tenido que despedir, entre sonrisas, lágrimas y palabras de esperanza viendo como se marchaban en un avión.
Una persona que ya no está entre nosotros, que a su paso dejó muchos corazones destrozados y muchos buenos recuerdos.
Personas que van perdiendo memoria y tengo que recordarles cada día lo mucho que los quiero y quien soy.
Personas que me han odiado, me han insultado, me han echo daño, pero que al final sus palabras no significan nada más que su propia definición.
Personas a las que he querido mucho y a las que ahora ya no quiero tanto.
Personas que hagan lo que hagan siempre tendrán mi cariño.
Personas que me han perdonado y personas a las que he perdonado.
Personas con los que he sido algo más que una amiga y ahora ya no somos más que amigos.
Personas especiales y otras no tanto.

Un año lleno de recuerdos, de recuerdos llenos de personas, que son las que, al final, nos llenan de vida...

Feliz Navidad y año 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.