jueves, 5 de mayo de 2011

Intentos por escribir de una loca perdida

Estoy orgullosa de ser quien soy. Esa ha sido la frase de hoy.
Y la he dicho sabiendo el alcance que tienen esas palabras.
Está claro que no se puede caer bien a todo el mundo y más claro aún que a ti tampoco te pueden caer todos bien.
La gente que habla de mí, que hable, yo se quién soy y se como soy, se como visto, se que música me gusta, lo se todo de mí y, tal vez, sea muy parecida a muchas personas del mundo, no pasa nada, no quiero ser especial, está muy visto. Pero lo tengo muy claro, ningún comentario que la gente pueda hacer me va a perjudicar, menos los de la gente que me importa y se que sabe quien soy, esos si me afectan.
Yo soy así, no puedo ni quiero ser otra persona para agradaros la vista.
Si algo he aprendido es que si no sabes definirte como persona y aún menos, no sabes defender tu propio yo, estás condenado a servir las burlas y los comentarios de los demás. Así que si aún no lo has hecho, ¡espabila!
Cuesta, no lo niego. A mí me costó admitir que me gustaba música que la mayoría de la gente no entendía o no conocía, que leer libros era una pasión, que estudiar no me disgustaba, que las zapatillas me encantan y los vestidos no me gustan (y que aunque haya gente que no lo entienda no dejo de ser chica por eso), que descubrí que ser joven no valía solo para salir y emborracharse, que no por ser adolescente significara dejar de ver películas de disney, que me encantan los juegos de rol, los cómics, el anime, el manga, escribir blogs, en fin todas esa cosas que la gente que necesita etiquetar a los demás conoce o denomina como frikis; a mí, si me preguntas si soy friki o no te diré que me llamo Uxue, porque.... me llamo Uxue y no friki! surprise!!
Así que para toda gente que no entiende porque soy como soy, no tengo una explicación, ¿qué decepción no? puedo decir lo que les dice mi madre a sus amigas cuando hablan de mí: es una loca perdida.
¿Si?, no lo se, no seré yo quien me juzgue. En su defecto eso deberá hacerlo la gente que no me conoce.
Y la gente que me conocéis pues ya sabéis lo que hay... Una cabezita loca, despistada, dispersa, torpe y contenta siempre o, al menos esa es la definición que dio cierto blogero un día en una conversión de besugos en facebook. Le mando un guiño a ese yasebesquieneres.

Un día dije: me quiero mucho y es que quererse a uno mismo es precioso, oigo mis halagos, mas no comparto la impresión, precioso, precioso es el sentimiento que provocan estas palabras, sin embargo, mi pobre lengua, mi endeble dominio del idioma, mi ineptitud para acercarme siquiera a aquello que he sentido, hacen ver que ese boceto, no es ni de lejos tan bonito como un beso, tan suave como una caricia, tan hermoso como una sonrisa y desde luego, pese a intentarlo, no es tan profundo y bello como un sentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.