jueves, 8 de marzo de 2012

8 de marzo: no tenemos nada que celebrar.

Las mujeres del mundo no tenemos nada que festejar en este 8 de marzo coartado e institucionalizado por los poderes de turno para despojarlo de lucha y combate.

La inequidad y desigualdad estructural existente en este sistema capitalista patriarcal pretende vender un mundo de avances “femeninos” como forma de invisibilizar el ejercicio machista del poder que no solo no cesa sino que se incrementa.
Sean cien mujeres asesinadas en el estado español o miles en México, ambas situaciones son las diferentes caras de la misma moneda.
Dentro de la opresión, una misma opresión, nos muestran figuras de colores o grises para distraernos. Algunas brillantes y algunas opacas, algunas pequeñas y otras menos pequeñas, pero no hay caso...la realidad se impone, la violencia, el rechazo, la exclusión, la desigualdad se hacen presentes.
Eso no lo cambia una mera imagen superficial, que se astilla ante las cifras aterradoras de mujeres violadas, asesinadas, torturadas, trofeos de guerra, o simplemente subalimentadas, descuidadas o desprotegidas solamente por ser mujeres.
Niñas, jóvenes y adultas en situación de pobreza, de trabajo esclavo o malpagado, secuestradas por las redes de trata, de trabajo doméstico invisibilizado, así como se nos invisibiliza desde un lenguaje creado por y para el hombre, sin dejar casi resquicio para poder nombrarnos de una forma diferente.
Pero las mujeres no solo morimos por los femicidios, también por los abortos clandestinos en condiciones aberrantes de insalubridad, mientras se nos penaliza cuando abortamos y cuando no abortamos, aunque de diferentes formas, ambas dolorosas.
Resulta impensable que año a año, debamos reiterar todo esto.
Es que no se modifica, es que siempre hay que denunciarlo, es que año a año nos sorprende un correo, una tarjeta, un mensaje de texto, un ramo de flores que dice: feliz día de la mujer!

Y es eso, lo que en esta puñetera fecha, nos obliga a salir y gritar: NO HAY NADA QUE CELEBRAR.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.