domingo, 15 de abril de 2012

Pedazos de emoción.

- ¿Sabes? En realidad sentía como que me traicionabas...porque hemos llegado a ese punto en el que, a pesar de todas las cosas que hay entre medio... Yo sentía que lo mío estaba allí dónde fuera lo tuyo... Y se me resbalaba el mundo solo de pensar que no era yo...que era otra persona la que ocupaba tu cabeza...
(Silencio)

+ Es que, en realidad, nunca a ocupado el mismo espacio... Tu siempre ganas en mi cabeza. Eso fue una esperanza, una ilusión...algo que me sacara de ese ¿anhelo? y en realidad nunca estuve donde tenía que estar. Fue un error y aunque siento que no era sincera, ha sido como despegarse...necesario...Y ahora estoy aquí, mirando una pantalla diciéndote que si, que lo mío también es tuyo.

(Silencio)

+ Hasta las zapatillas son tuyas si quieres, me da igual... Lo que tú quieras.

- Me encantaría que fuéramos dos personas que viven juntas, todos los días.

+ Eso ya lo hacemos.

- Ni siquiera puedo tocarte ahora.

+ Lo harás, tenemos todo el tiempo del mundo... Ha quedado demostrado que es inevitable que seamos de esas personas que de repente se separan... somos demasiado para eso. Y no me mires así, yo quiero tocarte a todas horas.

- ¿Así que las zapatillas? Voy a robártelo todo.

+ No hace falta, ya te lo voy a dar yo...seguro, con esa cara de mosquita muerta que me pones, no voy a decirte que no...

- Eres tonta y te quiero.

+ Mucho de las dos.

- ¿Y ahora qué? ¿Qué significa esto?

+ Significa que nunca lo dejamos...solo nos apartamos.

- Pues hoy es un día feliz. Y me tengo que ir a cenar.

+ Recuerdos a tu madre... Y gracias por quedarte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.