domingo, 5 de agosto de 2012

73 años por la libertad

Hace 73 años, en la madrugada del 5 de Agosto de 1939 junto a la tapia del cementerio de la Almudena de Madrid, a 500 metros de la prisión de Las Ventas, fusilaron a 13 mujeres de entre 18 y 29 años. La mayoría de ellas, militantes del PCE y las JSU. Murieron por defender todo aquello por lo que ahora estamos perdiendo sin luchar.

Después de tanto tiempo, siguen presentes en muchos de nosotros, como ejemplo de lucha y de camino. De aprender que habrá que luchar hasta la muerte por lo que creemos, por nuestra libertad. De saber que se es mucho más libre estando en prisión por haber defendido tus ideales, que viviendo en silencio y siendo cómplice de las barbaridades que se cometen día a día. Que por mucho que pase el tiempo habrá personas que no olviden ni uno de los nombres que lucharon por todo lo que tienen ahora y eso les recordará que ellos, también tienen que defender lo que les dieron.

Debemos seguir luchando, debemos seguir el camino que nos marcaron ellas y todas las personas que murieron defendiéndonos a todos. 

Carmen Barrero Aguado (20 años, modista). Militante del PCE, tras la guerra, fue la responsable femenina del partido en Madrid. Detenida el 16 de mayo de 1939.
Martina Barroso García (24 años, modista). Al acabar la guerra empezó a participar en la organización de las JSU de Chamartín. Iba al abandonado frente de la Ciudad Universitaria a buscar armas y municiones.
Blanca Brisac Vázquez (29 años, pianista).  Fue detenida por relacionarse con un músico perteneciente al Partido Comunista. 
Pilar Bueno Ibáñez (27 años, modista). Al iniciarse la guerra se afilió al PCE y trabajó como voluntaria en las casas-cuna. Al acabar la guerra se encargó de la reorganización del PCE en ocho sectores de Madrid. Detenida el 16 de mayo de 1939.
Julia Conesa Conesa (19 años, modista). Se afilió a las JSU. Fue detenida en mayo de 1939 siendo denunciada por un compañero de su "novio". La detuvieron cosiendo en su casa.
Adelina García Casillas (19 años, activista). Militante de las JSU. Le mandaron una carta a su casa afirmando que sólo querían hacerle un interrogatorio ordinario. Se presentó de manera voluntaria, pero no regresó a su casa. Ingresó en prisión el 18 de mayo de 1939.
Elena Gil Olaya (20 años, activista). Ingresó en las JSU en 1937. Al acabar la guerra comenzó a trabajar en el grupo de Chamartín.
Virtudes González García (18 años, modista).  En 1936 se afilió a las JSU. Detenida el 16 de mayo de 1939 denunciada por un compañero suyo bajo tortura.
Ana López Gallego (21 años, modista). Militante de las JSU. Fue secretaria del radio de Chamartín durante la Guerra. Detenida el 16 de mayo, pero no fue llevada a la cárcel de Ventas hasta el 6 de junio. Se cuenta que no murió en la primera descarga y que preguntó "¿Es que a mí no me matan?".
Joaquina López Laffite (23 años, secretaria). En septiembre de 1936 se afilió a las JSU. Se le encomendó la secretaría femenina del Comité Provincial clandestino. Fue denunciada porSeverino Rodríguez (número dos en las JSU). Detenida el 18 de abril de 1939. No fue conducida a Ventas hasta el 3 de junio.
Dionisia Manzanero Salas (20 años, modista). Se afilió al Partido Comunista en abril de 1938. Al acabar la guerra fue el enlace entre los dirigentes comunistas en Madrid. Detenida el 16 de mayo de 1939.
Victoria Muñoz García (18 años, activista). Se afilió con 15 años a las JSU. Pertenecía al grupo de Chamartín. Era la hermana de Gregorio Muñoz, responsable militar del grupo del sector de Chamartin de la Rosa. Llegó a Ventas el 6 de junio de 1939.
Luisa Rodríguez de la Fuente (18 años, sastre). Entró en las JSU en 1937 sin ocupar ningún cargo. En abril la trasladaron a Ventas, siendo la primera de las Trece Rosas en entrar en la prisión.

QUE SUS NOMBRES NO SE BORREN DE LA HISTORIA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.