lunes, 13 de agosto de 2012

Ain't no grave

Es horrible temer el sitio que una vez quisiste. Ver una casa que antes conocías perfectamente y tener miedo de todo lo que hay dentro, no atreverte ni siquiera abrir la puerta. Nunca he sabido lo que es vivir con miedo, tener miedo de volver a casa sola, miedo de encontrar el buzón vacío, a la oscuridad y a la noche. Tener miedo a la gente, siempre he creído que el miedo era cosa de los demás, la gente más vulnerable, nunca lo había sentido así. Hasta que ha ocurrido, y en el fondo, ahora que me ha alcanzado, sé que siempre ha estado ahí, susurrando, bajo la superficie de todo cuanto quiero y se me corta la voz, se me encogen los pulmones y veo caminar a la persona que una vez fui y no paro de preguntarme si volveré a ser esa persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.