martes, 25 de diciembre de 2012

Aprendiendo a escribir Alzheimer

Probablemente te cueste trabajo acordarte de mi, pero no pasa nada, no me importa hacer el esfuerzo por ti.

Soy tu nieta, Uxue, y para mi has sido (eres) como un padre. Tengo 21 años y estudio en Guipuzkoa, te encanta y siempre  que te hablo sobre eso, lo único que te preocupa es a ver si los autobuses llegan hasta allí. Y la respuesta es sí, si que llegan. Pero no pasa nada, no me importa que te preocupe siempre.

Solo quiero decirte lo mucho que significas para mi. Que tu recuerdo está repartido por todos los momentos malos por los que paso mi infancia. Que agradezco enormemente todas y cada una de tus palabras, sobre todo las que me ayudaron a crecer.

Quiero decirte que te quiero. Te quiero las veces que necesites y tantas como seas capaz de recordar. Nunca te faltará un te quiero de mi boca. Ahora que te cuesta, cada vez más, acordarte de quien soy, quiero decirte que no voy a dejar que tus recuerdos desaparezcan, que por mucho que pesen 85 años, los llevaré encima, para que no te pierdas.

No pasa nada, se que no sabes de lo que hablo, pero en el fondo  se que lo sabes así que no te extrañe nada todo esto.

Me cuesta escribirte y no parecer desesperada, pero lo estoy, un poco. Veo como poco a poco te vas apagando y no puedo hacer nada. Nada porque es algo que tiene que pasar. No me gusta pensar en ti de esta manera, pero ver como te alejas... tengo la necesidad de recordarte quien soy y porque estoy aquí.

Que te quiero. Que has sido, ERES, una persona que no ha juzgado ninguna de las cosas que he hecho, que has aceptado por entero como soy y has actuado en consecuencia. Porque me has dado un lugar en el que nadie podía echarme y nunca me has abandonado.

Probablemente ya no te acuerdas de lo anterior pero yo me acordaré por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.