martes, 1 de enero de 2013

El tiempo se nos va


Ha sido un año de decisiones, luchas y revoluciones, que espero que no se queden atascadas en este nuevo 2013. He sido protagonista de mi vida este año, he podido ver que sí, que soy humana y que he derribado muros muy grandes respecto a todo lo que no dejo salir de mi cabeza, que mi vida no está muerta y que tengo muchas oportunidades esperando.

Y no, no creo que haya sido un año difícil, la vida pasa demasiado rápido para eso. He perdido la inocencia y aumentado mis desastres, pero también he conocido personas que merecen mucho la pena. Algunas me han abierto muchas puertas y no les doy las gracias porque ya son conscientes de lo que han hecho. También están esas personas que no me abrirán más puertas, pero las que abrieron en su momento fueron importantes y es con eso con lo que voy a quedarme.

He visto y hecho cosas que nunca olvidaré. No han sido cosas demasiado trascendentales, pero sí que me han enseñado mucho, experiencias al fin y al cabo. Experiencias pequeñas que me han mostrado un mundo diferente al que veo cada día cuando me levanto. Una vida que me gusta estar viviendo, aunque la mayor parte del tiempo me queje de lo que me rodea, tengo mucha suerte de las cosas que he vivido.

Quiero cambiar el mundo, quiero luchar y voy a seguir siendo consecuente con lo que pienso. Voy a dedicar mi tiempo a dudar, reflexionar, cambiar y enfrentar. Porque hay un mundo posible que nos está esperando y no seré yo quien se quede en casa para ver como esa posibilidad se desvanece. Tengo muchas cosas que perder, pero nada más importante que no traicionar a las “utopías” en las que creo.

Y lo más importante de todo, creo que estoy orgullosa de mí. Que ya era hora. He dejado de machacarme por todas las decisiones y cosas que han salido al revés, por lo menos un poco. No soy peor ni mejor persona, y he cambiado y no he cambiado. Soy más fuerte y también más débil.  Que soy la misma pero he cambiado. Pero no ha sido un cambio bueno ni malo, solamente un cambio al que me tengo que adaptar.

Ya es 2013 y quiero acordarme de Alfon que lleva más de un mes secuestrado por este gobierno, a todos y cada uno de los presos políticos (comunistas, anarquistas, antifascistas) que no han podido pasa estas fechas con su familia, todas las familias que no llegan a fin de mes, todas las personas que se han quedado sin oportunidades, por las personas que el estado ha asesinado con sus políticas, por todas y cada una de las mujeres que han sufrido malos tratos, por todos los niños y niñas que no han podido acceder a los sustentos básicos, por todos los pueblos que siguen resistiendo, por Palestina y todos sus héroes y heroínas… por todos los nadies, por todos aquellos que convierten la vida en una superación diaria y que para mí son un ejemplo de vida.

Feliz 2013 combativo y resistente. No podrán con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.