lunes, 26 de agosto de 2013

Amstel, publicidad y patriarcado

Ante el revuelo que ha creado la campaña de Amstel, me veo obligada a gritar muy fuerte que, una vez más, el patriarcado vende. La única razón de #VerdadesComoCañas, el nombre de la campaña, es aprovecharse de esos estereotipos sexistas contra los que tanto nos cuesta luchar día a día, y no solo eso, si no que ayuda a perpetuar el sistema patriarcal en el que nos vemos inmersxs.



Utilizar el machismo y el sexismo como estrategia de publicidad no es nuevo, si buscáis por google tendréis muchos ejemplos. Lo realmente grave de todo este asunto es que una campaña de publicidad pasa por muchas manos  y controles de contenido antes de poder ver la luz, es preocupante que después de un proceso así nadie haya tenido la decencia y la integridad de impedir que una campaña de este tipo haya tenido permiso para lanzarse. Esto es lo que he pensado en un primer momento pero, ¿sabéis que pasa?, hace mucho que deje de ser ingenua y sé perfectamente que nadie ha movido un dedo porque, por muy machista que sea la campaña, ellxs habrían querido que fuese todavía más, ¿por qué? Porque el patriarcado vende y lo saben.

Es ahí dónde está el verdadero problema de esto, la gente acepta que la controversia genera publicidad (paso lo mismo con el anuncio de Loewe), pero es precisamente por eso por lo que se lanzan esas campañas, porque saben que el machismo genera controversia y a ellxs, beneficios. Ya no se trata de que el machismo se entienda muchas veces como algo natural, la cosa va de qué se agarra esa desigualdad entre hombres y mujeres, sabiendo las consecuencias que provoca el machismo, y se utiliza para dar publicidad a Amstel (y por tanto, beneficios).

Por no hablar también de la influencia de la publicidad en la sociedad, recuerdo que había un anuncio llamado “AUTOCONTROL, trabajamos por una publicidad responsable” (http://www.youtube.com/watch?v=vF0FWpSndF0) que decía cosas muy cucas. He investigado un poco y resulta que con este objetivo, los principales anunciantes, agencias y medios de comunicación, crearon en 1995 esta asociación sin ánimo de lucro, que se encarga de gestionar el sistema de autorregulación publicitario español. Y yo me hago una pregunta, ¿es legal publicitar el sexismo y el machismo?

No quiero echar balones fuera, ni creo que la culpa tenga que recaer solamente sobre Autocontrol, está claro, sin embargo, ¿de qué sirve tener organizaciones que regulen la publicidad si cada vez que encendemos la tele o abrimos una ventana de internet, tenemos que encontrarnos con mensajes así? La única conclusión que saco es que el sexismo y el machismo son legales, legales porque como en cualquier gran empresa producen beneficios para unos pocos y generan opresión para los demás. Aunque, bueno decir que a esa conclusión ya había llegado mucho antes.


Esta campaña no es más que otra prueba de cómo el patriarcado camina a sus anchas por nuestro país desde hace muchos años. Ha habido muchas, y viendo el panorama actual, habrá muchas más campañas de este tipo. Pero no hay que tirar la toalla, eso nunca. El feminismo lleva dos años haciéndose muy fuerte, y cada vez más personas se dan cuenta de lo importante que es para hacer que la sociedad sea igualitaria. Por mucho que nos hierva la sangre con éstos temas, tenemos que seguir oponiendo resistencia, porque nuestra lucha no es una utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.