domingo, 10 de noviembre de 2013

Declaración de amor

No sé exactamente con quien debería enfadarme, lo que sí sé es que mi pelirroja (un mí de cariño, nunca de posesión) llora, sufre y a veces hasta se esconde. Ojalá pudiera coger todos esos miedos y todos esos fantasmas y llevármelos. Pero no, no le dejaría demostrar lo valiente que es, y eso es injusto. Por eso tengo que quedarme aquí sentada, confiando y apoyando a esa fuerza que sé que tiene y que algún día derrotará todo esto. Así es como me hago yo también valiente.

Ay cariño, si vieras la de cosas buenas que veo en ti, lo mucho que me haces reír y olvidarlo todo en nuestras conversaciones interminables… que a veces son la mejor terapia. Gracias por eso.


Mi pequeña pelirroja, esta es mi declaración de amor para que no te sientas hoy tan sola.

De tu prometida favorita, en un ataque de sinceridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.